Artículos de Interés archivos - Página 3 de 7 - Dr. Rolando R. Pinilla Jaén
Cleobsgi The Panama Clinic, Torre B, piso 24, consultorio 2418.

Artículos de Interés

Cuídate en el posparto
El posparto ¡Cuídate!

Es común que las mujeres en el posparto, quieran perder los kilos de más que dejó el embarazo y recuperar la silueta, pero en esta etapa es importante llevar una alimentación sana y equilibrada que  aporte todos los nutrientes necesarios.

Álex García-Faura, director del Institut Marqués de Barcelona (España),  aconseja que “solo  a las mujeres que se le indica dietas por enfermedades derivadas del  embarazo, deben consultar con su ginecólogo sobre la restricción de ciertos alimentos

Cero dietas

Hay que olvidarse de las dietas restrictivas de calorías, durante el amamantamiento ya en esta etapa  es necesario ingerir más calorías, mejorar la hidratación y el aporte diario de fibra.

No te automediques

Durante el posparto, también están indicados una serie de medicamentos para aliviar el dolor por cesárea o de espalda. También, te puedes ver tentada a consumir píldoras para combatir el insomnio. En estos casos, debe quedar claro no consumir  medicamentos, sin la oportuna prescripción de un especialista.

Leer más
Ginecología y obstetricia. Descubre cuándo debes acudir a los especialistas
Ginecología y obstetricia. Descubre cuándo debes acudir a los especialistas

Las enfermedades relacionadas a los órganos reproductivos femeninos generalmente se manifiestan con alteraciones de la menstruación, hemorragias anormales a través de los órganos genitales, dolor en el área correspondiente a los órganos, secreciones o escurrimientos genitales anormales, molestias o problemas con las relaciones sexuales, presencia de cambios aparentes en los genitales, sospecha de cáncer de los órganos de la reproducción, entre otras, se bebe acudir al especialista en ginecología y obstetricia.

Si se está embarazada, es importante acudir al médico en cuanto se ausenta la menstruación, cuando se presentan hemorragias o cólicos persistentes, cuando hay salida de líquido a través de la vagina, o cuando se percibe una disminución notoria de los movimientos del bebé.

También en caso de que se presenten síntomas no habituales. En caso de requerir cualquier medicamento para cualquier otro problema de salud, es muy importante informarles, tanto a su médico, que está embarazada, como al obstetra, para determinar si existen riesgos para el embarazo por la enfermedad o por el medicamento, y se seleccione la opción más segura para la madre y el feto.

Leer más
Fibromas uterinos
Fibromas uterinos

Los fibromas son tumores musculares que crecen en las paredes del útero (matriz). Otra denominación médica del fibroma es leiomioma o simplemente “mioma”. Los fibromas son casi siempre benignos (no cancerígenos). Los fibromas pueden crecer como un tumor individual o puede haber varios en el útero. Pueden ser tan pequeños como una semilla de manzana o grandes como una toronja. En casos poco comunes, pueden ser muy grandes.

Alrededor del 20 al 80 por ciento de los fibromas de las mujeres se desarrollan antes de cumplir los 50 años. Los fibromas son más comunes en mujeres que están en los 40 y a principios de sus 50. No todas las mujeres con fibromas tienen síntomas. Por lo general, a las mujeres que tienen síntomas les resulta difícil vivir con los fibromas. Algunas sienten dolor y tienen un gran flujo de sangrado menstrual. Los fibromas pueden ejercer presión en la vejiga y provocar micción frecuente, o en el recto y provocar presión rectal. Cuando los fibromas son muy grandes, pueden provocar el agrandamiento del abdomen (área del estómago) y hacer que la mujer parezca embarazada.

¿Cuáles son los síntomas de los fibromas?

La mayoría de los fibromas no produce síntomas, pero algunas mujeres con fibromas pueden tener:

Sangrado profuso (que puede ser tan intenso como para producir anemia) o períodos dolorosos. *Sensación de saciedad en el área pélvica (área del bajo estómago). *Agrandamiento de la parte inferior del abdomen. *Necesidad frecuente de orinar. *Dolor durante las relaciones sexuales. *Dolor en la zona lumbar. *Complicaciones durante el embarazo y el parto, incluido un riesgo seis veces mayor de necesitar cesárea. *Problemas reproductivos, como infertilidad, aunque es muy poco común.

¿Cómo se tratan los fibromas?

Si tienes fibromas y manifiestas síntomas leves, tú médico puede sugerirte algún medicamento. Los medicamentos de venta libre como el ibuprofeno o el acetaminofeno pueden usarse para los dolores leves. Si tienes un sangrado profuso durante el período, puedes tomar un suplemento de hierro para evitar la anemia o corregir el problema si ya estás anémica.

Si tienes fibromas con síntomas moderados o intensos, la cirugía puede ser el mejor tratamiento.

Fuente: womenshealth.gov

Leer más
colposcopia
¿Sabes qué es la colposcopia?

La colposcopia es un procedimiento de diagnóstico que realizan los ginecólogos para inspeccionar el cuello de la matriz en busca de algunos signos de cáncer, por lo que generalmente se realiza a consecuencia de un resultado anormal de la prueba del papanicolau.

El colposcopio es un instrumento que está constituido esquemáticamente por una lupa de distancia focal y una fuente luminosa, que se introduce por la vagina de la mujer, el cual permite visualizar su interior, su aspecto o alguna anomalía macroscópica.

La colposcopia regularmente se realiza durante el periodo intermenstrual.

¿En qué consiste?

La paciente se tendrá que colocar en una mesa de exploración en posición ginecológica, con las rodillas flexionadas, para que después el médico introduzca un espéculo (un instrumento metálico o de plástico que separa las paredes vaginales) por la vagina.

Cuando el espéculo se encuentra dentro se abren ligeramente las “hojas” (secciones móviles) para así tener una mejor visualización de la vagina y del cuello uterino.

El especialista introducirá una torunda de algodón o una espátula pequeña para tomar algunas muestras, ya sea de secreciones o de células del interior. También se toman biopsias, y éstas se envían al laboratorio clínico para ser analizadas. En caso de detectar cualquier anomalía, el especialista recomendará el tratamiento a seguir.

¿Para qué sirve?

La colposcopia sirve para el diagnóstico precoz del cáncer genital de la mujer y también para detectar algunas enfermedades de trasmisión sexual.

¿Cuándo se debe realizar?

Cuando el ginecólogo lo indique y si la paciente presenta la siguiente sintomatología:

Comezón en la vulva o vagina. Mal olor del flujo vaginal. Sangrado anormal. Resultado de papanicolaou sospechoso.

Es conveniente llevar a cabo este tipo de pruebas porque el cáncer en su etapa inicial es asintomático. También es recomendable realizar una colposcopia en las mujeres que se van a someter a una histerectomía.

Leer más
Puede el virus VPH afectar el embarazo
¿Puede el virus VPH afectar el embarazo?

Se estima que hay alrededor de 40 serotipos del virus del papiloma humano (VPH), el cual es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente en el mundo. Se maneja que mínimo 50% de las personas activas lo padecieron al menos una vez en su vida; aunque hay casos en que el virus desaparece por sí solo antes de desencadenar otros problemas de salud, algunos se caracterizan por ser de bajo riesgo cuando en un principio se manifiestan por medio de verrugas y de alto riesgo, cuando no se le ha prestado la debida atención al problema, y este evoluciona en cáncer. Pero, ¿qué pasa si una mujer está embarazada y tiene el virus del papiloma humano?

En el caso de las mujeres embarazadas, la transmisión del virus de la madre al bebé en la gestación es poco frecuente, pero debe llevarse a cabo un control antes de dar a luz para evitar el contagio durante el parto.

¿Existe alguna complicación que pueda tener el bebé al momento del parto?

El caso más grave de VPH en recién nacidos es la denominada papilomatosis respiratoria, que se produce cuando el bebé al nacer se contagia en la garganta y desarrolla verrugas en la zona. Es muy poco frecuente, pero en el caso de darse, puede requerir cirugía para evitar que se taponen las vías respiratorias. También la presencia del VPH en el canal del parto (cuello uterino, vagina y genitales externos) podría generar una infección laríngea (condilomatosis laríngea) en el recién nacido que, aun cuando severa, es bastante rara.

Para la mujer que tiene VPH, ¿se recomienda parto o cesárea?

El VPH, aun los serotipos oncogénicos, no es contraindicación para el parto vaginal. Aunque el bebé está expuesto al virus durante su paso por el canal del parto, el riesgo de infección es bajo, y los obstetras no consideran que sea necesario practicar cesárea. Además se cree que el recién nacido tiene anticuerpos que le protegen del virus y eso explicaría la baja tasa de complicaciones neonatales por VPH.

¿Hay alguna excepción para que la mujer pueda dar a luz de forma natural?

Si las lesiones condilomatosas son muy extensas para el momento del parto, preferimos practicar una cesárea ante el temor de que haya sangrado genital por disrupción del tejido enfermo y lógicamente para evitar el paso del bebé por una región con alta carga viral.

¿Cómo debe ser el manejo del VPH después del nacimiento?

Después del nacimiento se espera que los cambios propios del embarazo y posparto tengan efectos para poder reevaluar a la paciente. Esto se hace entre 6 y 12 semanas después del nacimiento del bebé. Se toma la citología, se practica una colposcopia y se toma una biopsia de tejido si es necesario.

Leer más
Oligohidramnios
¿Qué es Oligohidramnios?

El líquido amniótico es el fluido que rodea el feto dentro del útero; tanto el líquido como el feto están contenidos en las membranas denominadas saco amniótico. Puede haber demasiado o insuficiente líquido amniótico (oligohidramnios).

Muy poco líquido amniótico (oligohidramnios) puede causar problemas. Si la cantidad de líquido es muy baja, el feto puede estar comprimido, lo que da como resultado varias deformaciones. Cuando el oligohidramnios está presente, los pulmones no pueden madurar con normalidad. Esta combinación de pulmones inmaduros y deformaciones se denomina síndrome de Potter.

Tomar ciertos fármacos como los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (IECA), entre ellos captopril o enalapril, durante el segundo y tercer trimestres del embarazo pueden provocar que exista muy poco líquido amniótico. Estos medicamentos suelen evitarse durante el embarazo, pero, en ocasiones muy puntuales, se utilizan para tratar la insuficiencia cardíaca grave.

Tomar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como la aspirina (ácido acetilsalicílico) o el ibuprofeno al final del embarazo también puede reducir la cantidad de líquido amniótico.

Complicaciones

Las complicaciones del oligohidramnios son las siguientes:

Muerte fetal. Restricción del crecimiento fetal. Contracturas de las extremidades (si el oligohidramnios comienza temprano en el embarazo). Maduración pulmonar tardía (si el oligohidramnios comienza temprano en el embarazo). Incapacidad del feto para tolerar el trabajo de parto, lo que lleva a la necesidad de parto por cesárea.

El riesgo de complicaciones depende de cuánto líquido amniótico está presente y cuál es la causa.

Signos y síntomas

El oligohidramnios en sí tiende a no causar síntomas maternos aparte de una sensación de disminución de los movimientos fetales. El tamaño uterino puede ser menor que el esperado sobre la base de las fechas. Los trastornos que causan o contribuyen con el oligoamnios pueden originar síntomas.

Los médicos pueden sospechar que hay demasiado o demasiado poco líquido amniótico cuando el útero es muy grande o muy pequeño para la duración del embarazo. A veces, el problema se detecta incidentalmente durante la ecografía.

Fuente: msdmanuals.com

Leer más
Incompatibilidad RH
Incompatibilidad RH

La Incompatibilidad RH es una afección que se desarrolla cuando una mujer embarazada tiene sangre Rh negativa y el bebé que lleva en su vientre tiene sangre Rh positiva.

Causas

Durante el embarazo, los glóbulos rojos del feto pueden pasar a la sangre de la madre a través de la placenta.

Si la madre es Rh negativo, su sistema inmunitario trata a las células fetales Rh positivas como si fuesen una sustancia extraña. El cuerpo de la madre crea anticuerpos contra dichas células sanguíneas fetales. Estos anticuerpos pueden pasar de nuevo a través de la placenta hacia el feto. Los anticuerpos destruyen los glóbulos rojos circulantes del bebé.

Cuando los glóbulos rojos se descomponen, producen bilirrubina. Esto hace que el bebé se ponga amarillo (ictericia). El nivel de bilirrubina en la sangre del bebé puede variar desde leve hasta altamente peligroso.

La incompatibilidad Rh puede causar síntomas que van de muy leves a mortales. En su forma más leve, esta incompatibilidad causa destrucción de glóbulos rojos. No hay otros efectos.

Después de nacer, el bebé puede tener: Color amarillo de la piel y la esclerótica de los ojos (ictericia). Tono muscular bajo (hipotonía) y letargo.

Tratamiento

Los bebés con incompatibilidad Rh leve se pueden tratar con fototerapia utilizando luces de bilirrubina. También se puede emplear inmunoglobulina intravenosa. Para los bebés que estén gravemente afectados, una exsanguinotransfusión puede ser necesaria. Esto sirve para disminuir los niveles de bilirrubina en la sangre.

Prevención

La incompatibilidad Rh se puede prevenir casi en su totalidad. A las madres Rh negativas se les debe hacer un control estricto durante el embarazo por parte de su médico.

En la actualidad, se utilizan inmunoglobulinas especiales, llamadas RhoGAM, para prevenir la incompatibilidad Rh en madres que son Rh negativas.

Si el padre del bebé es Rh positivo o si no se conoce su tipo de sangre, a la madre se le aplica una inyección de RhoGAM durante el segundo trimestre. Si el bebé es Rh positivo, la madre recibirá una segunda inyección al cabo de unos días del parto.

Leer más
posición del bebé en el embarazo
¿La posición del bebé en el embarazo afecta su salud?

Después del tercer mes de gestación es importante que tu bebé adopte una posición adecuada donde su cabeza tenga un dirección hacia el canal del parto y recoja sus brazos y piernas hacia el centro de su pecho, esto le permite contar con la amplitud para desarrollarse durante los meses siguientes.

Sin embargo, hay ocasiones en que no es posible que él tome esta posición, y aunque esto en la mayoría de los casos se debe a una causa desconocida, no daña su desarrollo.

“Aunque en 1% de los embarazos de esta índole es una señal de que hay una anomalía en el útero, lo que deriva en malformaciones congénitas que ocasionan discapacidad”,  explica el gineco-obstetra Jorge Kunhardt, director general del Hospital Médica Sur Lomas.

El especialista explica que los casos de mala postura fetal en donde puede darse un daño congénito son:

“Cuando la madre tiene en su matriz la presencia de tabiques, que son una especie de protuberancias, que le quitan espacio al niño para crecer. Esto hace que alguna extremidad como puede ser la nariz o los dedos de las manos y pies, estén apretados contra la pared uterina y al término del embarazo, presenten alguna malformación o falta de desarrollo completo”.

Otro motivo, indica Jorge Kunhardt, es la ruptura prematura de membranas, que es la bolsa en la que viene envuelto el bebé. Cuando se rompe parcialmente, el cuerpo de la madre la repara, sellándola por medio de una banda amniótica, pero ésta puede comprimir alguna parte del niño, produciendo un desarrollo anormal.

La severidad de la deformidad puede variar ampliamente desde la ausencia de un dedo hasta la de una extremidad completa o defectos en el abdomen o rostro.

Otros factores

El que la madre tenga un útero estrecho, también puede originar una mala postura fetal y que el bebé no tenga la amplitud suficiente para moverse. Esto a veces, genera displasia congénita de cadera, que es cuando los huesos del fémur se deslizan hacia fuera de esta articulación, lo que impide caminar normalmente a quienes lo padecen.

Qué hacer…

Gracias a la cardiotocografía, es posible que el médico vigile los latidos cardíacos del bebé en el útero y conocer si la mala postura lo está afectando. Después se debe vigilar la evolución del embarazo; si el bebé presenta una posición incorrecta y no conlleva ninguna anomalía congénita, es posible acomodarlo por medio de una maniobra externa o interna que debe practicarse en un hospital. Si no se puede reposicionar al niño manualmente, probablemente será necesario practicar una operación cesárea.

Leer más
Las tres ecografías del embarazo
Las tres ecografías del embarazo

Las ecografías son algo más que las primeras imágenes que tendrás de tu bebé. Además de permitir vigilar la evolución del embarazo, puede develar anomalías fetales.

En un embarazo normal o de bajo riesgo, se recomienda realizarse tres ecografías, una por trimestre. La primera entre las semanas 11 y 14, la segunda entre la 18 y la 22 y la tercera entre la 32 y la 36.

Ecografía de la 11-14 semana

Proporciona información sobre la vitalidad embrionaria, sobre el número de embriones y sobre el tiempo de embarazo, a través de la medida de la longitud del embrión (CRL), de una manera muy fiable. Es además una ecografía muy importante porque en ella medimos la translucencia nucal, parámetro que entra a formar parte del cribado de cromosomopatías del primer trimestre.

También es muy necesaria, porque, en la actualidad, con la mejora de los equipos y con la mayor experiencia de los ecografistas, podemos ver más estructuras fetales, lo que nos permite detectar algunas anomalías precoces. También sirve para evaluar el aparato genital interno materno y descartar patologías como miomas uterinos o quistes de ovario.

Ecografía de la semana 20

Se realiza entre las semanas 18 y 22. Se llama también ecografía morfológica. Es el momento óptimo para hacer un estudio detallado del feto: porque ya es lo suficientemente grande, porque tiene desarrollados prácticamente todos sus órganos y sistemas y porque existe una buena cantidad de líquido amniótico, imprescindible para poder realizar una valoración ecográfica adecuada.

En esta ecografía, la más importante de todo el embarazo, además de consignar la localización placentaria, la posición fetal y las medidas del feto, hacemos un rastreo minucioso de toda la anatomía fetal (cabeza, cara, columna vertebral, abdomen, tórax, corazón y extremidades) en busca de posibles anomalías.

Ecografía de la semana 32-36

La ecografía del tercer trimestre va encaminada, fundamentalmente a determinar la estática fetal (posición del feto dentro del útero), la localización de la placenta, la valoración de la cantidad de líquido amniótico y a la valoración del crecimiento y bienestar fetal.

En esta ecografía también se investigan las anomalías de aparición tardía, como pueden ser hidrocefalia, dilataciones intestinales, obstrucciones renales, etcétera.

En casos necesarios se pueden hacer estudios Doppler, que nos ayudan a predecir el estado de salud del feto.

Leer más
Sexo durante el embarazo
Sexo durante el embarazo

¿Puedo tener sexo durante el embarazo sin tener riesgos? ¿Mi pareja no se sentirá cohibida con mi nuevo aspecto? ¿Cuándo no conviene tener relaciones? La respuesta es: El embarazo no tiene por qué ser sinónimo de abstinencia sexual.

Ventajas del sexo en el embarazo

Aunque muchas culturas y religiones han proscrito a lo largo de los siglos el sexo durante el embarazo, los médicos somos hoy en día unánimes: mantener relaciones sexuales durante la gestación no supone un riesgo añadido ni para la madre ni para el futuro bebé, si tu embarazo transcurre con normalidad. Por tanto, el embarazo no es excusa para renunciar al sexo durante nueve meses.

Y es que además del relax y el placer que producen, las relaciones sexuales durante el embarazo refuerzan la complicidad entre la futura madre y su pareja en un momento en que los cambios físicos y el nuevo papel de futuros padres generan mucha inseguridad y dudas. Eso sí, según pasan las semanas, habrá que ir adaptando las relaciones al ritmo de crecimiento de la barriga, sobre todo en el último trimestre, cuando el volumen obliga a dar rienda suelta a la imaginación con las posturas y a ciertas precauciones.

Contraindicaciones médicas del sexo en el embarazo

Como regla general, las relaciones sexuales durante el embarazo sólo están contraindicadas en aquellos casos en los que el útero necesita reposo, bien por amenaza de aborto o parto prematuro, rotura de la bolsa amniótica o placenta previa. Pero sólo esto. Las caricias y los intercambios de otro tipo siguen siendo válidos y posibles.

Las relaciones sexuales en la gestación están contraindicadas en los siguientes casos:

* En el primer trimestre, cuando exista riesgo de aborto y sea aconsejable reposo para el útero. Aunque contrariamente a lo que muchas parejas puedan pensar, no tiene nada que ver con las posturas o la posibilidad de dañar al feto durante el coito: lo que sucede es que durante el orgasmo femenino se producen contracciones provocadas por una sustancia contenida en el semen, la prostaglandina, precursora de la oxitocina. Esta es la misma causa que explica por qué se recomienda tener relaciones sexuales en el caso de que se haya pasado ya la fecha prevista del parto.

En el segundo y tercer trimestre, cuando haya amenaza de parto prematuro o bien rotura de la bolsa. En este último caso, se trata de prevenir el riesgo de infección, por lo que se indica reposo y tratamiento con antibióticos.

En caso de placenta previa, que, en lugar de estar colocada en la parte superior del útero, se desplaza y tapona parte del cuello del útero.

Leer más
1 2 3 4 5 7